Medio Ambiente: el momento de actuar es ahora

Con el Partido Popular, Madrid se va a convertir en la región de España con mayor superficie protegida, porque creemos que las próximas generaciones de madrileños se merecen heredar una Comunidad verde y sostenible. Son muchos los retos medioambientales que hay que afrontar, y el momento de hacerlo es ahora: el cambio climático, la mejora en la calidad del aire, la reducción de los combustibles fósiles, no sólo en el transporte sino también en nuestros hogares y en la industria… Nuestro programa aborda todos estos retos con espíritu innovador.

De esta forma, promoveremos una estrategia de Biodiversidad que implique a toda la sociedad en la conservación de nuestras especies, y otra estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático, porque mejorar la calidad del aire es mejorar la salud y la calidad de vida de las personas.

Creemos esencial avanzar hacia un modelo de movilidad en libertad, coherente con la necesaria transición hacia energías limpias y afrontar, con los municipios madrileños, las infraestructuras que sean precisas para aplicar un modelo circular de gestión que convierta los residuos en recursos, con el objetivo de “vertido cero”.

En este mismo sentido, debemos caminar hacia un sector energético eficiente, que cueste menos a los ciudadanos y respete el medio ambiente. El Partido Popular ha sido pionero en apostar por un sector energético responsable y mejor gestionado, que incremente las posibilidades de ahorro en los consumos de los ciudadanos. Y eso es lo que vamos a seguir haciendo, teniendo en cuenta también las demandas más actuales, como nuevas formas de movilidad basadas en la electricidad que requieren una transición energética. En los próximos años impulsaremos y desarrollaremos una política energética que esté a la altura de las necesidades de todos los madrileños. En definitiva, vamos a trabajar por una energía limpia y accesible a todos.

Finalmente, seguiremos consolidando Madrid como una región “amiga de los animales”.

Comprometidos en la lucha contra el cambio climático

1. Repoblaremos 500.000 árboles, potenciando el papel de nuestros bosques como sumideros de CO2. Queremos que Madrid esté a la cabeza en la lucha contra el calentamiento global y para ello reduciremos las emisiones de CO2.

2. Elaboraremos la primera Ley de Cambio Climático de la Comunidad de Madrid, en el marco de la normativa estatal, pero adaptando a las peculiaridades y prioridades de nuestra región los objetivos y prioridades del Acuerdo de Paris.

3. Pondremos en marcha un Plan de incentivos para la descarbonización en tres sectores: Vehículos (reducción de combustibles fósiles), Doméstico (calderas de carbón) e Industrial (creación de una oficina de interlocución con la industria).

Mejora de la calidad del aire, por la salud de las personas

4. Diseñaremos una nueva Estrategia de Calidad del Aire, Cambio Climático y revisión del Protocolo Marco de NO2 ampliado a municipios de más de 50.000 habitantes, con el fin de evitar episodios de contaminación de NO2 en los núcleos urbanos.

Apostaremos por un transporte bajo en emisiones, una industria más limpia y eficiente y unos hogares más sostenibles

5. Apostamos por las flotas institucionales de vehículos bajos en emisiones, por lo que en los planes de renting y sustitución de las actuales flotas vamos a potenciar la adquisición de vehículos menos contaminantes, tanto para flotas institucionales, como de aquellos vehículos financiados por la Comunidad en municipios o mancomunidades y en los de transporte colectivo.

Liderar la Transición Energética

6. Elaboraremos un nuevo Plan Energético de la Comunidad de Madrid Horizonte 2030, apostando por un modelo basado en la eficiencia energética y el despliegue de energías renovables, eficientes y limpias.

Elaboraremos un plan transversal, que incorpore las actuaciones necesarias para conseguir este nuevo modelo energético para nuestra Comunidad Autónoma, con los objetivos de reducir el 15% del consumo y aumentar en un 40% las energías renovables.

7. Pondremos en marcha ayudas para conseguir un menor consumo energético en viviendas y en industrias a través de Planes Renove de rehabilitación energética de viviendas y un Plan de Eficiencia Energética en Polígonos Industriales. También promocionaremos una energía limpia y sostenible, implantando una línea de ayudas a particulares y comunidades de vecinos para la instalación de paneles solares destinados al autoconsumo.

8. Potenciaremos el ahorro y la eficiencia energética en edificios públicos de la Comunidad de Madrid, lo que nos permitirá dedicar ese ahorro a servicios esenciales.

9. Aprovecharemos la capacidad del Canal de Isabel II para contribuir a mejorar nuestro mix energético, produciendo energía en las superficies de los embalses, que podrían dar servicio a 1,4 millones de madrileños.

Hacia una movilidad sostenible

10. Apostamos por el transporte público y colectivo menos contaminante, entre otras medidas ampliando la red de Metro. Crearemos las infraestructuras que necesiten los madrileños para desplazarse utilizando en su mayor parte un transporte público de calidad, que les garantice la movilidad.

11. Pondremos en marcha un ambicioso Plan de incentivos para adquirir vehículos bajos en emisiones, tanto para los profesionales, fundamentalmente el sector del Taxi y las furgonetas de transporte, como para los particulares, favoreciendo la adquisición de vehículos menos contaminantes (gas, híbridos, eléctricos y eco diésel) y la instalación de puntos de recarga, para potenciar la movilidad sostenible de los madrileños.

Reciclamos nuestro modelo hacia una economía circular

12. Crearemos una Agencia de Economía Circular, que acometerá la gestión de los residuos con el necesario acuerdo de los municipios madrileños, con el fin de garantizar la gestión sostenible, y conforme a los principios de la economía circular, de sus residuos.

13. Construiremos nuevos Complejos Medioambientales que sustituyan a los antiguos vertederos, al objeto de poder contar con las instalaciones necesarias para que los residuos reciban el tratamiento adecuado.

14. Daremos impulso a la gestión y tratamiento de los residuos orgánicos en la región, potenciando su reutilización en los ciclos de aprovechamiento de los recursos obtenidos de la misma.

Por un agua limpia y accesible

15. Fomentaremos la reducción en un 25% del consumo por habitante, con el objetivo de optimizar el consumo del agua, seguir fomentando su ahorro y la eficiencia de las redes de distribución. También promoveremos la optimización ambiental de los lodos como fertilizantes, como usos para suelos empobrecidos y para evitar la desertización, mejorando los niveles de tratamiento de las depuradoras.

16. Duplicaremos el número de Humedales catalogados, al objeto de asegurar su conservación y, en su caso, uso público.

Mayor protección de nuestros Espacios Naturales

17. Aprobaremos la primera Ley de Espacios Protegidos de la Comunidad de Madrid, para unificar la normativa de las diferentes figuras regulatorias autonómicas e incorporar las nuevas demandas de nuestra sociedad (usos tradicionales, prioridad en evitar el despoblamiento, implementar los humedales).

18. Crearemos el Arco Verde, conectando los 3 Parques Regionales de la Comunidad de Madrid

Este corredor circular, que conectará los tres parques regionales madrileños a través de los espacios, caminos, vías pecuarias y parcelas reforestadas en los entornos de Bosque Sur, Polvoranca y Valdebernardo, ofrecerá a más de 2.000.000 de usuarios madrileños la posibilidad de practicar deporte en el medio natural. El Arco verde también actuará facilitando la dispersión y el asentamiento de fauna y flora, y recuperando la vegetación de la ribera del arroyo Culebro.

19. Crearemos un nuevo Parque Regional de la Sierra Oeste, que contemple una nueva ordenación de usos y actividades que incentive y facilite la ganadería, la agricultura, la caza, la pesca, la conservación de los recursos naturales, el turismo, el deporte en la naturaleza y la biodiversidad, en un marco de lucha contra el despoblamiento, potenciando el desarrollo local y sostenible.

20. Construiremos dos nuevas Áreas Recreativas, en Pinilla del Valle (Pantano de Lozoya) y en El Berrueco (Pantano del Atazar), con el objetivo de revitalizar los entornos de estos embalses y convertir la zona en un entorno natural con atractivo turístico sostenible.

Biodiversidad como garantía de futuro

21. Diseñaremos una Estrategia para la Conservación de la Biodiversidad, con el objetivo de preservar las especies de flora y fauna de nuestro ecosistema, con particular atención a aquellas endémicas y protegidas o catalogadas en peligro de extinción.

22. Elaboraremos un nuevo Plan de Conservación de la Naturaleza y de Ordenación e Impulso Forestal de la Comunidad de Madrid.

Nuestra política forestal está diseñada desde la óptica de la conservación de la naturaleza, sin abandonar las necesarias y prioritarias labores de silvicultura, aprovechamiento de la biomasa y generación de empleo ligado a la gestión de las políticas forestales y de prevención de incendios. En este mismo sentido y para luchar contra la despoblación en nuestra región, potenciaremos el aprovechamiento de la Biomasa Forestal en la Comunidad de Madrid, como recurso energético limpio y generador de empleo en las zonas rurales.

Comunidad amiga de los animales

23. Reforzaremos y ampliaremos el número de Centros de Acogida de animales abandonados de la Comunidad de Madrid, y prestaremos los servicios de recogida de animales abandonados a municipios de población inferior a 5.000 habitantes que carezcan de personal e instalaciones.

24. Realizaremos campañas para fomentar la adopción de animales abandonados, a través de la difusión en redes, televisión, radio y prensa en papel, y con el objetivo de conseguir que en nuestra Comunidad el abandono sea cero.

25. Elaboraremos un Protocolo para que los perros que cumplan los requisitos se reserven para colectivos vulnerables (mayores solos, personas con discapacidad, dependientes, etc.).

Esta medida servirá también para promover la terapia asistida por perros, que reporta beneficios físicos, psicológicos y sociales en su interacción con los pacientes; y programas de protección para las víctimas de violencia contra la mujer con perros donados a las mismas, que también contribuyen a la recuperación de la autoestima y la libertad de las víctimas.