Nuestra seña de identidad: impuestos bajos y mejores servicios públicos
Nuestro compromiso con la sostenibilidad de las cuentas públicas y el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria son claros. No sólo porque nos lo imponga Europa, sino porque creemos en ello. Lo hemos demostrado a lo largo de todos estos años de Gobierno, tanto en la Comunidad de Madrid como en España, y en las diferentes regiones y municipios donde los ciudadanos nos han dado su confianza para gobernar.

Creemos que no podemos endeudarnos, que no podemos gastar más de lo que ingresamos, y que estas políticas responsables no sólo son compatibles, sino necesarias, para tener los mejores servicios públicos esenciales. Somos eficientes en el gasto, y por eso podemos bajar impuestos, para que dicho dinero se encuentre en el bolsillo de los ciudadanos, que son los que mejor pueden decidir qué hacer con él. Y en esa línea seguiremos trabajando: bajando el déficit, buscando el superávit para amortizar deuda y aplicando políticas eficientes, basadas en impuestos bajos y reformas profundas.

1. Continuaremos con la política de bajada de impuestos que caracteriza al Partido Popular en la Comunidad de Madrid, que libera recursos para que los ciudadanos puedan consumir, ahorrar e invertir más y, así, generar actividad y empleo.

En los próximos cuatro años plantearemos una rebaja de impuestos enfocada a la atracción de inversiones, premios al emprendimiento y a las familias, manteniendo además los tipos bajos y las bonificaciones y exenciones actuales de los distintos impuestos.

2. Bajaremos la tarifa autonómica del IRPF para beneficiar a tres millones de madrileños e impulsar la economía y el empleo. Se reducirán todos los tramos de la tarifa en medio punto y los contribuyentes pagarán hasta un 5,5% menos.

• Esto significa una rebaja de la tarifa autonómica de 2,5 puntos.
• Beneficiará a 3 millones de madrileños. Es decir a todos los contribuyentes del IRPF.
• A lo largo de la Legislatura, se reducirán medio punto todos los tipos marginales aplicables en cada tramo de la escala autonómica del IRPF.
• Esta medida será compatible con las nuevas deducciones a las familias, los jóvenes y para favorecer la iniciativa empresarial.

En este marco de bajada de impuestos, planteamos deducciones en el IRPF cada una de las cuales explicamos y desarrollamos en los distintos apartados de este Programa:

• A los jóvenes para favorecer su acceso a la vivienda y también para promover la igualdad de oportunidades en los estudios
• A la familias
• A los arrendadores
• Con el objetivo de incentivar a las nuevas empresas que creen empleo indefinido en nuestra región.

Bajada de impuestos para apoyar a los Jóvenes

3. Ampliaremos las deducciones por alquiler. Los jóvenes madrileños que vivan de alquiler podrán deducirse en el IRPF hasta un máximo de 1.200 euros, un 20% más del límite actual. Además, esta deducción por arrendamiento de la vivienda habitual se ampliará a los menores de 40 años cuando presenten obligaciones familiares o se encuentren en situación de desempleo.

4. Fomentaremos la iniciativa de nuestros jóvenes y, para ayudarles a emanciparse y emprender su vida, los madrileños hasta los 30 años se podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 25 % de los intereses de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual, hasta un máximo de 1.000 € anuales.

5. Los estudiantes madrileños podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 100% de los gastos por intereses de los préstamos para costear sus estudios en grado universitario, máster y doctorado, para que el talento no se vea limitado por la ausencia de recursos.

Una fiscalidad justa para las familias

6. Ampliaremos la deducción por nacimiento o adopción de hijos, permitiendo que las familias se puedan deducir en el IRPF 700 euros por hijo en los tres primeros años (2.100 €).

7. Estableceremos una deducción en el IRPF de 500€ para cuidado de mayores en el ámbito familiar, para aquellos ascendientes mayores de 65 años que convivan con el contribuyente.

8. Reforzaremos las deducciones destinadas a favorecer la conciliación y apoyar a las familias, ampliando tanto la cuantía de la deducción por cuidados en el hogar como los supuestos para aplicarse la deducción. Así, las familias madrileñas podrán deducirse el 25% de las cotizaciones a la Seguridad Social por la contratación de cuidadores de hijos menores de tres años y, como novedad, también para el cuidado de personas mayores en situación de dependencia y personas con algún tipo de discapacidad reconocida, con un límite de 450 euros anuales. En el caso de familias numerosas, la deducción se ampliará al 40% con el límite de 600 euros.

9. Ampliaremos al 15% la actual deducción en el IRPF por enseñanza de idiomas, para reforzar este aprendizaje en nuestra región, imprescindible para el desarrollo de nuestros niños y para el acceso de nuestros jóvenes al mercado laboral.

10. Las familias que se vean incrementadas por nacimiento o adopción y, como consecuencia de ello, decidan comprar una nueva vivienda para convertirla en su residencia habitual, podrán deducir el 10% del precio de adquisición, prorrateado en 10 años, de la cuota íntegra del IRPF, con un límite anual de 700€.

• Con esta medida pretendemos favorecer la natalidad, pero también la conciliación de la vida familiar y laboral.
• Para poder disfrutar de esta deducción el cambio de vivienda deberá producirse en los 3 primeros años tras el nacimiento o adopción.

11. Los titulares de las familias numerosas de categoría especial no pagarán la cuota autonómica del IRPF durante tres años y las familias numerosas de categoría general pagarán solo la mitad.

• Con el objeto fomentar la natalidad y apoyar a las familias numerosas se establecerá durante tres años, a contar desde que adquieran tal condición, una deducción a sus titulares del 50 por 100 de la cuota íntegra autonómica del IRPF, con el límite de 6.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 12.000 euros cuando ésta sea conjunta.

• En el caso de familias numerosas de categoría especial la deducción alcanzará el 100 por 100 de dicha cuota autonómica con el límite de 12.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 24.000 euros si se trata de una declaración conjunta.

12. Incluiremos a los niños en acogimiento en la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que se aplica en las transmisiones de padres a hijos
Con esta medida damos satisfacción a los padres en acogida que quieren que se respete su voluntad de transmisión patrimonial recogida en testamento, tal y como ya está establecido de padres a hijos.

A los arrendadores de vivienda

13. Los arrendadores de vivienda podrán deducirse en el IRPF el 10% del importe de determinados gastos asociados al alquiler, como los gastos de conservación y mejora, seguro de hogar y riesgo de impagos, obtención del certificado de eficiencia energética… con un límite anual de 150 euros.

Con el objeto de que se incremente el número de viviendas en alquiler existentes en el mercado, se crea una deducción en el IRPF para que los arrendadores puedan deducirse determinados gastos vinculados al arrendamiento.

A las nuevas empresas que crean empleo indefinido

14. Se incrementará del 30 al 40% el porcentaje de deducción en el IRPF de la inversión realizada en adquisición de acciones y participaciones de entidades de nueva creación que creen empleo indefinido, y se eleva el importe máximo a deducir de 6.000 a 9.000 euros anuales.

Con el objetivo de incentivar la creación de nuevas empresas que creen empleo indefinido, se establecerá una deducción en el IRPF para beneficiar a los emprendedores que adquieran participaciones o acciones de las mismas.

Sostenibilidad de las cuentas públicas, para tener mejores servicios

15. Cumpliremos escrupulosamente nuestros compromisos de estabilidad presupuestaria y reducción del endeudamiento de la Comunidad de Madrid, porque creemos que no podemos gastar más de lo que ingresamos y que estas políticas no sólo son compatibles, sino necesarias para contar con unos servicios públicos de calidad para todos los madrileños.

16. Los Presupuestos de la Comunidad de Madrid darán prioridad al gasto social y al empleo.

El Partido Popular siempre ha orientado sus presupuestos, de gasto e impuestos bajos, a atender las principales necesidades de los madrileños; es decir al gasto social, que representa casi el 90% de los presupuestos de los últimos años en nuestra región.

17. Nos comprometemos a que los proveedores de la Comunidad de Madrid sigan cobrando a menos de 30 días, para que cuenten con la liquidez suficiente para su actividad.

Vamos a mantener además este período medio de pagos a proveedores por debajo de los 30 días a lo largo de toda la legislatura.

Exigimos un Sistema de Financiación Autonómica que no perjudique a Madrid

18. Instaremos al Gobierno de España a la puesta en marcha urgente de un nuevo Sistema de Financiación Autonómica, que corrija los actuales desequilibrios, que perjudican a Madrid.