Una Comunidad enfocada a las familias y a la infancia

Las familias centro de nuestra región
Para el Partido Popular la familia es lo primero, una institución que es pilar básico de nuestra sociedad; y siempre hemos tenido claro que es en ella donde el ser humano se desarrolla social y afectivamente. Por ello, la figura de la familia se ha constituido en nuestro eje fundamental a la hora de planificar las políticas sociales, pero también creemos que hay que apoyar a todas las familias desde políticas transversales que den cobertura a sus diferentes necesidades.
Por todos estos motivos, implementaremos una serie de medidas que ahonden en lo que siempre hemos perseguido desde el Partido Popular: situar a la familia en el centro de nuestra gestión, reducir su carga impositiva para que sean ellas las que diseñen su futuro sin impedimentos, apostar por la conciliación familiar y laboral, atender las necesidades de todos los niños y poner en marcha cuantas propuestas sean necesarias para incrementar los índices de natalidad en la Comunidad de Madrid.

1. Crearemos una Consejería específica para las competencias en materia de Familia.

La Familia es una institución clave para la sociedad y desde las Administraciones Públicas tenemos el deber de apoyarla y responder a las diferentes necesidades de las familias. Por ello vamos a dar el mayor rango a las políticas de Familia, creando una Consejería específica que atienda de manera integral a las familias madrileñas.

Una fiscalidad justa para las familias

2. Ampliaremos la deducción por nacimiento o adopción de hijos, permitiendo que las familias se puedan deducir en el IRPF 700 euros por hijo en los tres primeros años (2.100 €).

3. Estableceremos una deducción en el IRPF de 500€ para cuidado de mayores en el ámbito familiar, para aquellos ascendientes mayores de 65 años que convivan con el contribuyente.

4. Reforzaremos las deducciones destinadas a favorecer la conciliación y apoyar a las familias, ampliando tanto la cuantía de la deducción por cuidados en el hogar como los supuestos para aplicarse la deducción. Así, las familias madrileñas podrán deducirse el 25% de las cotizaciones a la Seguridad Social por la contratación de cuidadores de hijos menores de tres años y, como novedad, también para el cuidado de personas mayores en situación de dependencia y personas con algún tipo de discapacidad reconocida, con un límite de 450 euros anuales. En el caso de familias numerosas, la deducción se ampliará al 40% con el límite de 600 euros.

5. Ampliaremos al 15% la actual deducción en el IRPF por enseñanza de idiomas, para reforzar este aprendizaje en nuestra región, imprescindible para el desarrollo de nuestros niños y para el acceso de nuestros jóvenes al mercado laboral.

6. Las familias que se vean incrementadas por nacimiento o adopción y, como consecuencia de ello, decidan comprar una nueva vivienda para convertirla en su residencia habitual, podrán deducir el 10% del precio de adquisición, prorrateado en 10 años, de la cuota íntegra del IRPF, con un límite anual de 700€.

• Con esta medida pretendemos favorecer la natalidad, pero también la conciliación de la vida familiar y laboral.
• Para poder disfrutar de esta deducción el cambio de vivienda deberá producirse en los 3 primeros años tras el nacimiento o adopción.

7. Incluiremos a los niños en acogimiento en la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que se aplica en las transmisiones de padres a hijos
Con esta medida damos satisfacción a los padres en acogida que quieren que se respete su voluntad de transmisión patrimonial recogida en testamento, tal y como ya está establecido de padres a hijos.

Apoyo a la maternidad

8. Pondremos en marcha un completo plan de apoyo a la maternidad: ayudas durante el embarazo y postparto, seguimiento, medidas para facilitar la reincorporación laboral y ayudas económicas.

En España no sólo se produce una baja natalidad, sino también un incremento de la edad media de las madres cuando tienen su primer hijo, y eso responde no sólo a una decisión de éstas, sino también a los problemas y dificultades que se les presentan. Por ello, consideramos necesario ampliar facilidades a las mujeres que decidan ser madres, tanto durante el embarazo como tras la maternidad, y sin que ello suponga un obstáculo a su vida profesional.

9. Elaboraremos un Protocolo para ayudar a las embarazadas en situación de vulnerabilidad.

Se confeccionará un protocolo específico para aquellas mujeres en situación de vulnerabilidad, para evitar que puedan ser presionadas por su entorno o por su pareja para no seguir adelante con un embarazo.

10. Adoptaremos todas las medidas para apoyar la vida de los no nacidos, dando alternativas a las madres embarazadas: información de las ayudas existentes, enlazar con las personas que no encuentran niños en adopción, acogimiento o con las personas que plantean una gestación subrogada en el extranjero.

Con el fin de evitar los abortos que se producen por falta de información sobre alternativas, hay que desplegar un conjunto de medidas que den posibilidades a las mujeres que deciden abortar ante la falta de apoyo a su situación.

11. El concebido se considerará como nacido y como un miembro más de la unidad familiar a todos los efectos que sean beneficiosos para el niño o niños todavía no nacidos, la madre gestante o la unidad familiar en que se inserten ambos.

Al considerar al concebido como nacido para todo lo que le sea favorable se recoge un principio del derecho romano que los avances de la medicina y la reducción de la mortalidad prenatal han hecho hoy en día aún más exigible y especialmente justificado para todas las ayudas públicas asociadas al número de hijos de la unidad familiar.

12. Los titulares de las familias numerosas de categoría especial no pagarán la cuota autonómica del IRPF durante tres años y las familias numerosas de categoría general pagarán solo la mitad.

• Con el objeto fomentar la natalidad y apoyar a las familias numerosas se establecerá durante tres años, a contar desde que adquieran tal condición, una deducción a sus titulares del 50 por 100 de la cuota íntegra autonómica del IRPF, con el límite de 6.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 12.000 euros cuando ésta sea conjunta.

• En el caso de familias numerosas de categoría especial la deducción alcanzará el 100 por 100 de dicha cuota autonómica con el límite de 12.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 24.000 euros si se trata de una declaración conjunta.

13. Mantendremos la categoría de familia numerosa especial hasta que el último hijo reúna los requisitos contemplados en la ley; y renovaremos el título de familia numerosa por 4 años cuando el menor continúe sus estudios, sujetando su vigencia al mantenimiento de los requisitos que dan derecho a esta prórroga mediante declaración responsable.

14. Introduciremos, dentro de las competencias de la Comunidad de Madrid, la renta familiar per cápita en los baremos de las bonificaciones, ayudas y becas públicas y en la normativa tributaria.

La renta familiar per cápita es la ratio más adecuada para medir la capacidad económica de una familia. Por ello, en la Comunidad de Madrid nos proponemos extenderla a todas las ayudas públicas y materias objeto de nuestra permanencia.